×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

Otoño en Bizkaia: 10 rutas imprescindibles por la naturaleza

Adéntrate en los paisajes otoñales de nuestro territorio

Bilbao Secreto Bilbao Secreto

Otoño en Bizkaia: 10 rutas imprescindibles por la naturaleza

Estamos en otoño. Los días de  sol y las horas de luz se acortan, sí, pero no por ello debemos ser agoreros. La tercera estación del año es la época perfecta para realizar escapadas de día o adentrarnos en la naturaleza.

Los increíbles paisajes de los que disponemos en nuestro territorio cobran una mayor espectacularidad, si cabe, merced a los colores otoñales. Es una época especial en la que se nos ofrece la oportunidad de visitar, o revisitar, lugares de un modo diferente antes de que el frío invernal apriete.

Es por ello, precisamente, por lo que te ofrecemos 10 rutas o lugares imprescindibles para adentrarte en la naturaleza de nuestro territorio durante otoño.

Gorbeia

El techo de Bizkaia se encuentra en el Gorbeia, y más concretamente en los 1.481 metros en los que se encuentra su famosa cruz. Subir en otoño hasta la cima de este emblemático parque natural nos permitirá contemplar, si el tiempo acompaña, un paisaje otoñal con encinas, robles, caballos o las últimas ovejas latxas antes de dejar este terreno para pasar el invierno.

Cueva de Pozalagua

Cambiamos de parque natural para dirigirnos hasta Armañón, situado en la comarca de Las Encartaciones. En este espectacular paraje podremos ver, además de una amplia variedad de aves o del Encinar de Sopeña, una de las joyas no solo nuestro territorio, sino de todo Euskadi. 

En Bizkaia hay varias cuevas que merecen ser visitadas, sí, pero la cueva de Pozalagua es un espacio sin igual. No en vano hablamos de una lugar que en su interior guarda la mayor concentración de estalactitas excéntricas del mundo. Un espectáculo visual único lleno de increíbles formas que, por suerte, está al lado de casa.

Urdaibai Bird Center

Uno de los lugares más visitados de Bizkaia es, por razones obvias, Urdaibai. Las marismas de esta Reserva de la Biosfera guardan una riqueza natural sin igual, y acercarse hasta el Urdaibai Bird Center no hará más que refrendarlo.

Otoño es, sin duda alguna, una época inmejorable para acercarse hasta aquí y disfrutar de la migración de las aves. La llegada del frío invernal hace que estas se escapen hacia el sur, por lo que otoño es la época de máxima actividad para este «aeropuerto de las aves».

La Arboleda

Ir a La Arboleda supone adentrarse en el pasado minero de Bizkaia mediante un paraíso natural, y otoño no hace sino sumarle un punto de belleza a este ya de por sí espectacular viaje histórico.

Llegar a La Arboleda en el Funicular de La Reineta, realizar una ruta por sus lagunas y disfrutar de sus famosas alubias es un plan que no suena nada mal.

Hayedos de Bizkaia

Si hablamos de espacios naturales en Bizkaia los hayedos deben tener, sin duda alguna, un hueco en este listado. Son varios los bosques de hayas de nuestro territorio que nos transportan a un cuento de hadas, pero en otoño esta sensación se incrementa notoriamente.

Durante esta época, las hojas caídas de los árboles crean una increíble alfombra de color rojizo en hayedos como el de Otzarreta, el de Belaustegi o el de Balgerri. Todo un espectáculo de la naturaleza que en otoño llega a su cúspide.

Bilbao

Lo cierto es que no hace falta salir de Bilbao para darse cuenta de que el otoño ha llegado y disfrutar de él. Pasear por el Campo Volantín y ver el efecto de las hojas caídas, subir a Artxanda y vislumbrar la Villa desde las alturas o comerse unas castañas por la calle nos harán entender por qué el Botxo tiene una conexión especial con el otoño.

Parque de los Pueblos de Europa

Gernika tiene una conexión especial con nuestra historia, y el Parque de los Pueblos de Europa es uno de los paraísos que podemos encontrar en él. La naturaleza se tiñe de otoño en este espacio natural junto a las espectaculares esculturas (Gure aitaren etxea de Eduardo Chillida y Large Figure in a Shelter de Henry Moore) y el estanque que lo visten. Un lugar que, sin duda alguna, merece ser visitado junto al árbol de Gernika o el Museo de la Paz y que conseguirán que conectemos con nuestro pasado.

Vías verdes

Las seis Vías Verdes de las que disponemos en Bizkaia son espacios naturales inmejorables para acercarnos a lugares históricos mediante la naturaleza y sin movernos de nuestro territorio.

La de Arrazola, la de Atxuri, la de los Montes de Hierro, el Paseo de Itsaslur, Orkonera y Kadagua. Todas ellas son muy diferentes entre sí, pero son lugares que merecen ser visitados tanto para realizar una ruta a pie, como en bici.

Viñedos

Bizkaia y el txakoli son un binomio inseparable, y otoño es el momento en el que esta bebida vive su punto álgido. A mediados de octubre la vendimia llega a su plenitud, y es entonces cuando se nos presenta una oportunidad inmejorable de descubrir cómo se crea este manjar. Visitar las bodegas y viñedos durante esta época del año es una gran opción, y para completar la experiencia siempre podemos descubrir sus secretos en Txakoligunea, el Museo del Txakoli.

Salto del Nervión

Sí, sabemos que oficialmente pertenece a Araba, pero el Salto del Nervión está a escasos minutos de Bizkaia y es un espectáculo que no podíamos dejar pasar. Situado muy cerca del puerto de Orduña, el nacimiento del río Nervión nos ofrece la catarata más alta de toda la península, un torrente de agua de 270 metros de altura.

Visitar este mirador es algo único, y más aún si nos acercamos en temporadas como otoño o primavera en las que, en teoría, la cantidad de agua es mayor. Sin embargo esto es Euskadi, y aquí el tiempo no sigue ningún guion establecido.

Foto de portada: www.shutterstock.com

Noticias