×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

Olentzero: el origen de nuestro personaje mitológico más querido

Tiene su casa en Bizkaia y baja cada 24 de diciembre, pero, ¿de dónde viene esta tradición?

Ander Pagola Ander Pagola - Redactor

Olentzero: el origen de nuestro personaje mitológico más querido

Junto a la Navidad llega, un año más, nuestro querido Olentzero. Un carbonero gordo, borracho y fumador que trae regalos (o carbón) a niñas/os de Euskal Herria. Esa es, en resumen, la radiografía del Olentzero actual, una realidad que, sin embargo, ha evolucionado y se ha ido adaptando con el paso del tiempo.

Este arraigado personaje lleva cientos de años apareciendo en las navidades vascas, pero tal y como se menciona en diferentes análisis históricos, su pasado y origen hacen referencia a una fecha o época, no a una persona.

Siguiendo y analizando este hilo, cabe destacar que la palabra Olentzero, o su variante «Onenzaro», significa noche buena y Vigilia de Navidad. Además, también se le denominaba así a un tronco que ardía en el hogar durante las fiestas.

En esta celebración, denominada Olentzero, no había nadie que hiciese regalos, sino que eran los jóvenes vascos los que recorrían los pueblos cantando coplas para recoger un aguinaldo. Una tradición que, aún a día de hoy, se mantiene en diversos puntos de Euskadi.

Evolución y leyendas

Según esta historia, parece lógico pensar que Olentzero representaba, de algún modo, el final de año y el solsticio de invierno. Una idea de renovación y revitalización que, tras varios años en el olvido, se ha ido adaptando en una persona mayor y desaliñada que aparece cada 24 de diciembre en Euskadi.

A día de hoy, la figura del Olentzero está totalmente relacionada con la alegría y la festividad, pero hay leyendas que unen su pasado con el terror. Según estas, en el siglo XVIII Olentzero bajaba por la chimenea de las casa, y si encontraba niñas/os que no estuviesen dormidos, les cortaba el cuello con su hoz.

Verdad o no, la festiva y bonachona versión actual del Olentzero es, sin duda alguna, bastante más apetecible que la mencionada leyenda. En Bizkaia, además, tenemos la suerte de tener la casa de Olentzero.

Izenaduba Basoa

El caserío más antiguo de Bizkaia se encuentra en Mungia, y en el vive Olentzero. En esta espectacular residencia del siglo XVI se ubica Izenaduba Basoa, el primer centro de interpretación de la mitología vasca en Euskal Herria.  

Se trata de un parque tematizado con más de 6.000m² en el que podrás adentrarte al pasado de Olentzero y de nuestra cultura mediante historias, mitos y diferentes personajes mitológicos. Un modo inmejorable de sumarle un toque más de magia a una época que, de por sí, ya cuenta con una gran dosis de fantasía.

Foto de portada: Aiaraldea Gaur eta Hemen / Flickr

Cultura