×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Cultura Naturaleza & Bienestar

Oma: un bosque lleno de magia

Bilbao Secreto Bilbao Secreto

Oma: un bosque lleno de magia

No hablamos del bosque prohibido que aparece en los libros y películas de Harry Potter, sino de uno con magia de verdad. Aunque se trate por desgracia, al igual que en Harry Potter, de una fantasía que llega a su fin y no tanto de una realidad. Bienvenidos al conocido como bosque animado o Bosque de Oma.

Situado en la localidad de Kortezubi y dentro del barrio de Oma, del que coge su nombre, se ubica esta fusión entre la naturaleza y el arte. En la reserva de Urdaibai se halla este bosque lleno de fantasía creado en 1984 por Agustín Ibarrola, el famoso pintor y escultor de Basauri. El artífice de estas pinturas aunó 2 de las cosas que más le gustaban en este bosque, andar por el monte y pintar. ¿El resultado? Inmejorable.

Si quisieramos simplificar y quedarnos con la mera simplicidad, se trata de un grupo de árboles (pinos en su mayoría) y rocas que fueron pintados entre los años 1982 y 1985 por el artista de Basauri. Pero si por algo no destaca esta obra de Ibarrrola es por su simpleza, hay que ir más allá y analizar en perspectiva, y desde diferentes perspectivas, esta mágica obra pictórica. Adentrémonos en este mágico bosque.

47 obras, 47 lugares

Foto: www.shutterstock.com

Ibarrola plasma su trabajo artístico en árboles y piedras, con la intención de unir el trabajo de los artistas más ancestrales con la moderna tendencia del denominado land art. Esta corriente artística se basa en trabajar directamente sobre la naturaleza, por lo que el paisaje se convierte en el lienzo del artista.

Esta peculiar forma artística nos deja 47 obras a lo largo de este animado bosque, en las que como se puede apreciar, naturaleza y arte van siempre de la mano. Cada una de ellas tiene un punto señalizado para poder verse y entender en perspectiva la obra de Ibarrrola. Este conjunto de la naturaleza nos puede enseñar desde figuras geométricas a formas humanas y animales, pero todas estas formas están reflejadas por el conjunto, no el individuo. Es sin duda una increíble manera de jugar con el conjunto, la profundidad y la perspectiva dentro de un paraje único, haciendo de este bosque algo especial.

Las obras están numeradas y ofrecen sus figuras desde un punto concreto, por lo que seguirlo sería lo lógico, pero también existe la posibilidad de perderse e ir encontrándolas posicionándose en diferentes perspectivas. Sumergirte en este mundo de paz y fantasía, e ir descubriendo las diferentes obras a través de las sensaciones y el propio Bosque de Oma, es también otra gran opción

Actualidad

Foto: www.shutterstock.com

Esta magia que aúna perspectiva, profundidad y naturaleza está en proceso de terminarse. El Bosque de Oma tiene en su mayor virtud su mayor defecto, ya que al tratarse de naturaleza, esta tiene vida. Por desgracia este ciclo de vida ha llegado a su fin, y la diputación se ha visto obligada a talar algunos árboles por peligro a que se cayesen.

Los pinos tienen normalmente una vida de entre 35 y 40 años, mientras que los de este fantástico Bosque de Oma tienen 60. Su situación era insostenible, nunca mejor dicho, y se han tenido que tomar cartas en el asunto desde la Diputación de Bizkaia.

Aunque sea el fin del bosque animado de Oma, es el comienzo de otro bosque, también lleno de pintura y arte. La Diputación de Bizkaia junto con el hijo de Agustín Ibarrola, José, ha decidido realizar una réplica del esta misma obra en las proximidades de Oma. El lugar se desconoce aún, pero la magia de Ibarrola perdurará por, al menos, otros 36 años.

Curiosidades

Foto: www.shutterstock.com
  • Influencias del pasado: Agustín Ibarrola creó este bosque animado influenciado por los artistas y las construcciones del pasado. Los ancestros de las cuevas de Santimamiñe y sus primigenias pinturas, los dólmenes, las construcciones célticas, los totems, y en general las construcciones de épocas pasadas, fueron lo que inspiraron al artista a crear esta maravilla artística.
  • Inspiración para otros artistas: El dramaturgo Pedro Víllora se inspiró en Ibarrola para su obra Electra en Oma.
  • Referente para otras obras: El éxito del Bosque de Oma ha sido de tal calibre, que el artista siguió el mismo formato para realizar en Salamanca el conocido como «Bosque Encantado».
  • Distancia: Esta obra ofrece un recorrido circular de 7kms al Bosque de Oma, ruta que engloba tanto las pistas para su llegada y el propio bosque.

Foto de portada: www.shutterstock.com