×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

El restaurante Zárate, con estrella Michelin, reconvierte parte de su local en una pescadería

Han aprovechado el espacio libre que tenía debido al límite de aforo para crear "La lonja"

Bilbao Secreto Bilbao Secreto

El restaurante Zárate, con estrella Michelin, reconvierte parte de su local en una pescadería

El famoso restaurante bilbaíno Zárate, galardonado con una estrella Michelin y 2 Soles Repsol, ha reconvertido una parte de su comedor en una lonja de pescado. Sergio Ortiz de Zárate trabaja como nadie el producto del mar, y debido al espacio libre que tenía en el restaurante por la limitación de aforo impuesta, ha creado dentro del local una pescadería de cara al público.

Este restaurante ha estado siempre muy ligado al mar, y es que una de las principales razones de su fama es, sin duda, la calidad y maestría con la que preparan todo tipo de pescados y mariscos. Ahora gracias a su pescadería, La lonja, podrás degustar ese mismo producto en tu propio comedor.

La crisis del coronavirus ha hecho que el Zárate haya tenido que bajar la persiana por un largo tiempo, y como muchos otros establecimientos hosteleros, en este local de la Calle Licenciado Poza se han tenido que reinventar. La diferencia en este caso es que, en vez de llevar comida a domicilio como la gran mayoría, le han dado una vuelta más y han creado La lonja.

 

Un género de primera al servicio de la clientela

Lo que diferencia a La lonja de una pescadería normal es que aquí además de poder comprar el género crudo, sin espinas ni escamas, este puede llegar a tu casa cocinado por un chef de estrella Michelin.

En esta peculiar pescadería puedes comprar una merluza de primera y hacerla en casa, sí, o también puedes esperar en una terracita que han montado mientras Sergio la cocina a tu gusto (en salsa, a la parrilla…). En caso de querer el género cocinado se cobra un suplemento de 12€ por kilo, pero lo que está claro es que pasar por La lonja es sinónimo de sumergirte de lleno en los manjares marinos.

El coronavirus ha afectado sobremanera a la hostelería, y la reinvención de este sector está siendo totalmente proporcional a la crisis que viven. La lonja es un claro ejemplo de ello, de como mantener la esencia del local teniendo en cuenta la complicada situación que nos está tocando vivir. Adaptarse para sobrevivir.

 

Foto de portada: Restaurante Zarate / Facebook