×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Cultura Noticias Qué hacer

10 curiosidades del Teatro Arriaga

Adentrémonos en uno de los espacios más singulares y conocidos de la Villa

Bilbao Secreto Bilbao Secreto

10 curiosidades del Teatro Arriaga

El Teatro Arriaga es, tanto para turistas como para autóctonos, un indispensable de Bilbao. Su inmejorable localización y su espectacular estética hacen de este centenario teatro un espacio único que no pasa desapercibido.

Sin embargo, y tal y como sucede con este tipo de emblemas de la ciudad, guarda muchos detalles que desconocemos. Ese es precisamente el objetivo de este artículo, acercarnos a la historia y las curiosidades de un teatro que hemos visto miles de veces pero del cual, quizás, tenemos poca información.

Estas 10 curiosidades te acercarán, en mayor medida, a uno de los espacios más conocidos y singulares de la geografía de la Villa: el Teatro Arriaga.

Más de 130 años de historia

Decíamos al comienzo que el Teatro Arriaga era centenario, pero, ¿cuándo abrió sus puertas? Lo hizo el 31 de mayo de 1890, pero bajo un nombre diferente con el que lo conocemos a día de hoy: Nuevo Teatro de Bilbao.

Realizado por el arquitecto municipal de Bilbao

En 1886 comenzaba la construcción del Teatro Arriaga de la mano del que era el arquitecto municipal de Bilbao, Joaquín Rucoba. Además de esta espectacular obra, el arquitecto realizó innumerables trabajos en la Villa hasta su marcha, allá por 1893.

El Teatro de la Ópera de París como ejemplo

El espectacular diseño exterior del Arriaga tuvo como ejemplo el Teatro de la Opera de París. La influencia se nota, sobre todo, tanto en la fachada principal como en los elementos decorativos que dan forma al exterior del edificio.

Estilo neobarroco

En 1890 abría sus puertas el Nuevo Teatro de Bilbao. Un edificio que, tal y como mencionábamos, seguía la estela estética del Teatro de la Ópera de París, siendo una construcción de estilo neobarroco

En referencia al famoso compositor bilbaíno

Si bien su nombre comenzó siendo Nuevo Teatro de Bilbao, pronto fue popularmente conocido como Teatro Arriaga debido a su localización en la plaza homónima. En 1902, y desde el propio teatro, comenzaron a nombrarlo oficialmente con este nombre que hace referencia al famoso compositor bilbaíno Juan Crisóstomo Arriaga.

Incendio en 1914

La noche del 22 de diciembre de 1914 el ya conocido como Teatro Arriaga sufrió un grave incendio. La reconstrucción del teatro la realizó Federico de Ugalde, y tras dotarlo de mayor amplitud y seguridad, se reinauguró el 5 de junio de 1919.

En 1978 pasa a ser propiedad del Ayuntamiento

Aunque comenzó siendo propiedad de la «Sociedad Nuevo Teatro de Bilbao», el teatro vivió varios cambios en los derechos de explotación. Finalmente en el año 1978 el Teatro Arriaga pasó a ser propiedad del Ayuntamiento de Bilbao.

Inundaciones en 1983

Además del mencionado incendio, el Teatro Arriaga también sufrió las catastróficas inundaciones que vivió Bilbao en 1983. Debido a ello se retrasaron mucho las restauraciones que se estaban realizando, y su reapertura se realizó finalmente en diciembre de 1986.

Doce metros de escenario

En la actualidad, el Teatro Arriaga cuenta con un escenario de doce metros y medio de boca, por siete de alto y once y medio de fondo. Además de eso, también cuenta con un foso de orquesta para sesenta músicos y maquinaria escénica.

Capacidad para 1.200 personas

El Teatro Arriaga guarda espacio para 1.200 personas, lo que junto a las demás características lo convierten en un lugar idóneo para disfrutar de cualquier obra teatral mientras nos adentramos en la historia de la Villa.

 

Foto de portada: www.shutterstock.com