×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

Los animales de compañía serán miembros de la familia a partir del miércoles

Ahora habrá herramientas jurídicas que permitirán acordar gastos de manutención y cuidado del animal.

Ander Pagola Ander Pagola - Redactor

Los animales de compañía serán miembros de la familia a partir del miércoles

A ojos de la legislación española, este miércoles los animales dejarán de ser cosas para ser seres sintientes. El 5 de enero entrará vigor un nuevo artículo introducido en el Código Civil que otorgará a los animales un estatuto jurídico diferente al de los bienes materiales. Y serán considerados un miembro más de la familia.

Este cambio legislativo se ha podido producir gracias a la triple reforma legal del Código Civil, de la Ley Hipotecaria y de la ley de Enjuiciamiento Civil. Lo que ha sido llamada Nueva Ley de Bienestar Animal conmina a garantizar su seguridad obligando al propietario a asegurar “su bienestar conforme a las características de cada especie”.

El origen de la propuesta legislativa se encuentra en la iniciativa popular orquestada por el Observatorio Justicia y Defensa Animal, que se inició en 2015 y recogió más de 500.000 firmas. La ley fue aprobada en el Congreso el día 2 de diciembre y publicada en el BOE el jueves 16.

¿Qué implicaciones tiene este cambio?

Algunos de los problemas que solucionará la Ley de Bienestar Animal son los relacionados con la custodia compartida de animales de compañía en casos de separación o divorcio. En España cada año se divorcian alrededor 100.000 personas de las cuales 30.000 tienen una mascota. A través de esta ley habrá herramientas jurídicas que permitirán acordar gastos de manutención y cuidado del animal.

El BOE indicó el pasado mes de diciembre que “la autoridad judicial confiará para su cuidado a los animales de compañía a uno o ambos cónyuges y determinará en su caso la forma en la que el cónyuge al que no se le hayan confiado podrá tenerlos en su compañía, así como el reparto de las cargas y gastos asociados al cuidado del animal, todo ello atendiendo al interés de los miembros de la familia y al bienestar del animal”.

Los animales domésticos –perros, gatos y otras mascotas– además tampoco podrán ser embargados o hipotecados. Tampoco se les podrá abandonar ni infligir dolor o sufrimiento.

Adaptación de un artículo de Alberto del Castillo para Madrid Secreto.

Noticias