×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Cultura

Las sirgueras: una dura y precaria vida al servicio de la ría

¿Sabes qué representa la nueva obra del Paseo de Uribitarte?

Bilbao Secreto Bilbao Secreto

Las sirgueras: una dura y precaria vida al servicio de la ría

Desde el 30 de abril de 2021 el Paseo de Uribitarte luce un nuevo grupo escultórico llamado «Las Sirgueras. Creada por la artista Dora Salazar, la obra situada a orillas de la ría muestra a cuatro mujeres de más de dos metros de altura que emulan el duro y sacrificado oficio de nuestras protagonistas, las sirgueras. Pero, ¿quienes eran estas sirgueras? ¿Qué hacían?

Para adentrarnos en su historia y conocer un poco la labor que desempeñaban, debemos remontarnos al siglo XIX, época dorada del puerto de Bilbao. Se trataba de uno de los puntos comerciales más importantes de todo el estado, pero a pesar de ello, había veces en las que las grandes embarcaciones no podían pasar por la ría debido a su naturaleza y a la arena que se amontonaba en ella.

Era entonces cuando unas mujeres, las sirgueras, arrastraban y transportaban gabarras llenas de mercancía por la ría y con la sola ayuda de una cuerda, la sirga. Lo cierto es que este duro oficio gozaba de unas pésimas condiciones laborales, pero con el fin de sacar sus familias adelante en plenas guerras carlistas, fueron varias las mujeres que tuvieron que dedicarse a ello.

Explotadas y humilladas

Lejos de ser respetadas por su labor, las sirgueras fueron, además de explotadas, estigmatizadas y humilladas. En numerosas ocasiones caían a la ría por el esfuerzo y la dureza de su trabajo, y aunque en más de una ocasión se propuso que las mujeres fuesen sustituidas por yantas de bueyes, su situación no cambió hasta finales del siglo XIX.

Fue entonces cuando se normalizó el uso de naves de vapor se normalizó, y el trabajo de las sirgueras quedo extinto. Su labor quedaba lejos de los derechos y la igualdad laboral, pero al igual que sucedía con las cargueras o con otras mujeres de la época, demostraron que no solo eran luchadoras, sino que estaban preparadas para romper estereotipos.

Reivindicar su labor, y la igualdad

La obra de Dora Salazar trata de recrear y recordar, precisamente, todo lo dicho. El conjunto escultórico del Paseo de Uribitarte pretende poner en valor la importante y dura labor realizado por las sirgueras, recordando también las pésimas condiciones en las que se encontraban y el camino hacia la justicia y la igualdad que aún a día de hoy debemos recorrer.

Foto de portada: Makeip – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=105658641